domingo, 8 de enero de 2017

LA OBRA PERFECTA DE LA ORACIÓN.



   "La oración nos une a Dios y nos une entre nosotros."
Una cosa es muy cierta, no hay frutos sin la unidad y sin el acuerdo.

 La unidad del pueblo de Dios, de las familias y de los matrimonios del Señor, solo prospera cuando nos esforzamos a unirnos a través de la oración, por el contrario, el mundo se une,  con efímeras promesas, participaciones, manipulaciones y especulaciones.


 La oración nos une a Dios y la oración nos mantiene unidos entre nosotros.


 Como fruto de la unidad viene el acuerdo, y el acuerdo en lo natural, que brota de la unidad espiritual, da a luz las maravillas de Dios.

 Hechos 3: 7- " Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos" y 8b- y entró con ellos en el templo, andando,  y saltando, y alabando a Dios"


Esa unidad que trae la oración, y ese acuerdo para hacer las obras de Dios, nos harán concluir eficazmente, todo aquello que hagamos para Dios.

El cojo era dejado por quienes lo traían, a la puerta del Templo, pidiendo; los discípulos le dieron la salvación, la sanidad, pero hicieron algo más: lo tomaron de la mano para que no quede afuera sino que lo llevaron dentro, lo entraron con ellos, a la Casa de Dios.

La unidad y el acuerdo junto al Espíritu Santo, harán que nuestra obra sea completa! Así como la Obra que se nos relata en estos versos de la Biblia!

Dios te Bendiga. Pastora Sara Olguín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

!