viernes, 11 de agosto de 2017

BAJO QUE MANTO ESTÁS?

autor: Sara Olguín


Salmo 16:5
“El SEÑOR es la porción de mi herencia y de mi copa; tú sustentas mi suerte.”

Muchos anhelan recibir una gran herencia, pero no tienen parientes que se las den para heredar.Así que ni grande ni pequeña la reciben.

 Otros la tienen pero tal vez no es tan grande o abundante como quisieran porque los que se la dejaron no tenían tanto.

Cuanto más dinero hayan tenido, mayor será la herencia que se reciba.

Pero aquí el Salmista entendió que su herencia no venía de los Hombres sino de Dios, y cuanto más grande era su Dios para él, esa sería la porción de su herencia.

 ¿Cómo es el tamaño de tu Dios? ¿Qué forma y qué dimensiones le diste o tiene?

  • Porque según sea su grandeza así será tu porción de lo que heredarás.


Porque Dios da herencia a sus Hijos, Dios es Padre y él nos dijo

Mateo 5: 5 “Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.”
Salmo 2:8 “Pídeme, y te daré las naciones como herencia tuya, y como posesión tuya los confines de la tierra.”
Salmo 16:6 “Las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables; en verdad mi herencia es hermosa para mi” Las cuerdas servían para medir el terreno que sería heredado y repartido. Aleluya! 


  • Todo el tamaño que ocupe tu Dios, será el tamaño de tu herencia en la tierra.


“Y la medida de su copa” La copa se usaba como unidad de medida.


Salmo 23:5 “Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.”


Dios no solo es la porción de tu herencia, sino la abundancia de tu nuestra copa!!!
Nuestra vida es abundante, nuestra paz es abundante, nuestro gozo es rebosante!!

San juan 10:10 dice que Jesús vino a darnos Vida y Vida Eterna.

Hoy debes descubrir en Dios tu abundancia, riquezas inescrutables, riquezas que no nos añaden tristezas sino que nos enriquecen.


  • La medida no la pone Dios, la medida depende de nosotros.


¿Es él la porción de tu herencia, es él la medida de tu copa?

¿Cuántos queremos ser bendecidos superabundantemente?????

Rut 3:15
“Dijo además: Dame el manto que tienes puesto y sujétalo. Y ella lo sujetó, y él midió seis medidas de cebada y se las puso encima. Entonces ella entró en la ciudad.”

Booz quería bendecirla, darle lo que necesitaba, no dejarla ir con las manos vacías, no dejarla ir sin una muestra de todo el bien que él estaba decido hacer por ella y su suegra.
Pero necesitaba que ella le entregase el manto con el cual se cubría para, según la capacidad de ese manto, darle tanto como cupiera dentro del mismo.
Así que le dio 6 medidas de cebada. 
Así es de grande tu bendición, así son de abundantes tus bendiciones, conforme al manto que lleves.

Conforme al Manto con que te cubres. Tú escoges el manto para cubrirte y tú recibes según ese manto tus bendiciones.

¿Estás cubierta de abundancia? ¿Estás cubierta de bien? ¿O estás cubierta siempre de tristeza, de amargura, de malestar y todo te sale mal??? 
Hasta ese momento después de la muerte de su esposo, la cobertura de Ruth fue su suegra, pero a partir de ese momento Ruth había cambiado de cobertura. De Noemí, quién dijo no me llamen más “placentera” llámenme Mara ( “amargura”), a Booz. 

Ruth 3: 9- “Y él dijo: ¿Quién eres? Y ella respondió: Soy Rut, tu sierva. Extiende, pues, tu manto sobre tu sierva, por cuanto eres pariente cercano. 10-Entonces él dijo: Bendita seas del SEÑOR, hija mía. Has hecho tu última bondad mejor que la primera, al no ir en pos de los jóvenes, ya sean pobres o ricos.”

Ruth sabía que quién la tomara por esposa debía ser “suficiente” para mantenerla a ella y a su suegra. Booz significa Dios es tu Fuerza.


  • Tipológicamente Ruth se amparó bajo la Fuerza de Dios.

Los mantos traen medidas de bendición.

Isaías 30:1 “¡Ay de los hijos rebeldes--declara el SEÑOR-- que ejecutan planes, pero no los míos, y hacen alianza, pero no según mi Espíritu, para añadir pecado sobre pecado! 2-Los que descienden a Egipto sin consultarme, para refugiarse al amparo de Faraón, y buscar abrigo a la sombra de Egipto.3-El amparo de Faraón será vuestra vergüenza, y el abrigo a la sombra de Egipto, vuestra humillación.


  • Hay mantos que traen “vergüenzas y confusión”.

Muchos estábamos bajo esos mantos, cuando llegamos a Cristo, Como Rut cuando llegó a Booz, ella estaba bajo un manto de vergüenza y confusión, pero sabiamente cambió ese manto por el de La fuerza de Dios.

Marcos 10: 46-50
“Y arrojando su manto, se levantó de un salto y fue a Jesús.”

El manto significaba o representaba su condición de Mendigo. Cuando Jesús lo llamó, el arrojó su manto, antes de que recibiese su milagro. ANTES QUE RECIBIESE SU MILAGRO, ARROJO EL MANTO. ESO ES FEE!!

El decidió salir, romper, renunciar, sacar su vida de debajo de ese manto que lo marcaba, Y lo ataba a una vida de miseria y enfermedad.


  • Antes que su condición cambiará, el abandonó todo lo que reducía su vida a una existencia sin dimensiones de bendición, de paz, de gozo, de salvación.


¿Bajo que manto estás? ¿cuál es la medida de bien que estás recibiendo?

¿Bajo quién o qué está tu vida? ¿De la amargura de vivir, o de la Fuerza de Dios?
Tal vez necesites cambiar tu pequeño dios por el Gran Dios.
Dios quiere bendecirte, quiere cubrirte con su Sombra, salmo 91.

Quiere darte herencia, y su herencia es Vida Eterna, Vida abundante,  ven y métete bajo su cobertura. Aleluya!!!

Dios te bendiga abundantemente!!
Pra Sara Olguín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!