lunes, 27 de febrero de 2012

A QUE DISTANCIA ESTOY DE EL?

Lucas 22:54 " Y prendiéndole, le llevaron, y le condujeron a casa del sumo sacerdote. Y Pedro le seguía de lejos."
 El versículo que leímos termina con una frase corta pero muy descriptiva de la acción tanto como de las emociones. Tres palabras claves arman esta oración -Pedro-, -seguía-, -lejos-. Estamos por entrar a un fin de la historia de Pedro, que no se imagina quién lee por primera vez los Evangelios. Uno viene observando y siendo sumergido en una personalidad singular. Singular pero, que sentimos muy conocida, en la que muchas veces, en el transcurso de la lectura nos identificamos con ella y con esos sentimiento escondidos,  parecidos a los nuestros.
En Mateo 4: 18-20, nos enteramos de su encuentro con el Maestro, co
mo fue llamado y de que manera El y su hermano Andrés, dejando las redes siguieron a Jesús. Y a partir de este momento, encontramos a un hombre rudo, que podríamos imaginar un poco tímido para manifestar sus sentimientos, acercándose cada vez más a la Divinidad de Jesús. En Lucas 5:8 nos termina diciendo dicho versículo " viendo esto, Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador", la pregunta es:¿ qué vio Pedro en Jesús para temblar y exclamar de tal forma?, ¿ se sintió desnudo de toda justificación ante El?. Yo creo que Pedro vio al Hijo de Dios, y ante El, se encontró desprovisto de todo argumento; se vio pequeño, débil, pero a la vez quedó  atónito por aquello que se estaba revelando en su corazón.
 El, un ignorante de las cosas espirituales; El, un hombre de mar, no justamente, un sacerdote, estaba junto a Dios; era increíble, no podía asumirlo; sin embargo su corazón estaba seguro de que El : era el Señor.
Así nos envuelve cada segundo vivido por Pedro junto a Jesús.
 Lo mira, admira, observa, escucha,  defiende y sigue tan íntimamente , que pasa viviendo junto a su Maestro tres años.
Volviendo al principio de la nota, mi pregunta es ¿Qué fue lo que produjo esta conducta en Pedro?¿Porqué de una caminar tan estrecho a El, llegó a seguir de lejos a Jesús?. 
 En Lucas 22:45, creo que está la respuesta.
Jesús había ido a orar al Getsemaní, eran con El, en aquella hora crucial: Simón y los hijos de Zebedeo, a quienes les dice que orasen  para no entrar en tentación. ¿Qué hizo Pedro como el resto? Durmió cuando era tiempo de velar en oración (vers 45). Llegado el momento del arresto del Señor, de la prueba crucial, tomó su espada e hirió al siervo del sumo sacerdote, es decir :-resistió Humanamente en la persecución, cuando era tiempo de someterse a la voluntad de Dios (vers 49).
El, que había prometido dar su vida por Jesús, se aleja dejándolo en el momento que más lo necesitaba (vers 54). Y  no pudiendo ser de otra forma, termina :-negando a su Señor.
Esto me hace preguntarme: ¿A qué distancia estoy de Jesús, hoy? ¿Cerca? ¿estoy de espaldas a El y de cara al mundo? ¿Qué alcanzo a ver de Jesús ?¿ Está su Sombra a mi mano derecha? ¿Estamos juntos en todo lo que hago? ¿Estoy con El, en todo lo que El quiere? ¿O lo abandoné? ¿Cómo estás tú?. ¿Te has dormido cuando el Espíritu Santo te buscó para velar antes de la prueba?¿Resististe humanamente la prueba, desechando el auxilio de su Santo Poder? ¿Acaso lo Negaste?.
 Me imagino la soledad avasallante que vino sobre Pedro. Tal vez muchos de nosotros no llegamos a negarlo a ese punto, pero ¿cuantos le fallamos, no acudiendo a su llamado,abandonándolo? ¡Cuánta soledad se siente!¡ Cuánta desorientación!.
¡No desesperes!, hay Gracia de Dios desde el Trono.
 El nos dijo " Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos, y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. Aflijíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. Humillaos delante del Señor, y El os exaltará" (Santiago 4:8-10).
Si hermanos,  Pedro lloró de esta manera. Lloró amargamente. Con arrepentimiento, con tristeza, y afirmó su doble ánimo en la Roca, y vuelto, confirmó en la fe a sus hermanos.
No te duermas, no resistas en la carne, no te alejes de su Sombra a tu mano derecha, y no lo negarás nunca, serás firme en la Verdad hasta que El vuelva.Dios te bendiga querido lector/a.

Pastora Sara Olguín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!