miércoles, 18 de abril de 2012

CONTINUACION, EXPANSION Y DOMINIO

Hoy es un día gris, lluvioso y frío a pesar de ser abril en Europa, es mitad ya de inicio de la primavera, no obstante, las nubes vienen y van llevadas por el viento. Desde mi ventana puedo ver  los árboles, y también algo que es muy llamativo en esta parte de Europa donde vivo¡ hay tantos pájaros, y tantos nidos! Hoy especialmente puedo notarlos sobre las ramas movidas por el viento, y veo a los pajaritos revoloteando alrededor como custodiando la seguridad de los pichones que se encuentran dentro. Sí, seguramente son los padres, guardas de los pichoncitos hasta que aprendan según el ciclo de la vida, a volar y entonces el nido  volverá a  usarse con nuevos huevitos, o caerá en desuso y será vacío. Pero, ellos cuidan muy bien de que el tiempo sea cumplido. Allí están vigilando¡ qué sabios!
Esto me hizo pensar, que los pajaritos, mientras crecen, aunque intentan mover sus alas y moverse ellos, en la pequeña dimensión de su nido, también esperan el tiempo preciso para salir y volar, en medio del cielo. Cierto a veces, caen del nido y mueren antes, o alguíen con una piedra los tumba y tampoco llegan a ese día, pero de no ser así, ellos son felices acurrucados, mientras crecen sus plumitas, sus piquitos, y la mamá le trae el alimento .Se oyen desde mi habitacíón sus melodiás y sus órdenes pidiendo comida cuando tienen hambre. Ahora, que distinto que son a nosotros, los humanos, y mas hoy en estos tiempos, bueno quizás fue así siempre, pero yo conozco éstos tiempos, y digo en que  los hijos quieren abandonar el nido, el hogar, antes de tiempo. Están aquellos que no tuvieron la oportunidad de sentir el calor de un hogar porque quedaron huérfanos, o sus padres los abandonaron, o tuvieron que sobrellevar la separación de sus padres, de una manera  u otra son los que deseaban tener un hogar, y  que no hubiesen querido ni quieren vivir solos, pero contra su voluntad, tienen que ver a los otros como disfrutan de sus padres y sus hermanos. Tambíen irónicamente están, aquellos que parecen los consentidos, tienen la bendición de tener ambos padres, una familia, un nido, son atendidos, mantenidos, cuidados, encaminados, pero a pesar de todo esto algo los impulsa a volar antes del tiempo en que sus alas tengan fuerzas y plumas para hacerlo. Nada los detiene, ni su corta edad, ni su falta de preparación ni el llanto de sus madres, ni los consejos. No soportan quedarse, escapan ¿porqué? ¿ Porqué?  me preguntaba mientras miraba, la unidad familiar de este nido de pajaritos. Ellos parecieran, sin tener entendimiento o la inteligencia con la que Dios dotó al hombre, valorar mucho más, el principio de la vida a la cual están sujetos.
 La nueva generación que continuará la especie no llegará a su propósito sino se tiene el cuidado de mantenerlos con vida para que lo logren, y esa nueva generación quiere llegar a cumplir su propósito : mantener la especie. Así que esperan disfrutando el reloj de la naturaleza.

 En Génesis 1:20 y22 la Palabra nos dice que Dios, creó y sujetó a un orden, y delegó autoridad sobre cada género, según su especie, para reproducirse y multiplicarse dentro del espacio asignado, y ellos, aunque pasaron miles de millones de años, aún hoy, se sujetan a esa orden y al orden establecido por el Creador. Sin tener entendimiento, saben que nacen para ello. Tal vez no hemos sido lo suficientemente inteligentes para transmitir de generación a generación el principio de la vida que también a nosotros se nos asignó en aquel versículo de Génesis 1:28 " Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra."
 Dios con su palabra también  marcó, ordenó y destinó para un propósito eterno a la humanidad: "Continuación, expansión y dominio", era el diseño de Dios sobre y para la humanidad, el pecado pervirtió ese orden y violó los tiempos asignados, para ello.

                                                                                                                    Hoy, nuestras generaciones son cortadas antes de nacer, o en su juventud.
Nos reducimos, sin llegar a alcanzar la expansión espiritual de nuestro ser, perdiendo la luz de la verdadera sabiduría y somos gobernados por la fuerza de unos sobre otros en vez de sojuzgar y señorear lo que Dios nos asigno: el reino animal y vegetal.
 ¿ Porqué se van antes de sus nidos? Creó que es por que en cada uno, tenemos la esencia de este mandato: continuación, expansión y dominio pero, pervertido a causa del pecado.
 Es como uno de esos nuevos trenes de alta velocidad, sin guía, y fuera de los rieles. La fuerza interior para lograrlo se nos vuelve en contra, y nos hace andar fuera de tiempo en todo lo que hacemos, como ser: querer volar antes de tiempo de los nidos.
¿Hay esperanza para estos jovencitos? ¿Hay esperanza para la Humanidad? 
Sí, hay Esperanza en Cristo Jesús, Señor nuestro.
 Hay esperanza en el Evangelio del Reino, porque allí está el Poder de Dios para salvación de todo aquel que cree, y que ha vivido o esta viviendo en una mala condición por haber escapado del nido, antes de tiempo.
Pequeños  no podemos volver a ser, pero sí Nacer de Nuevo a través de la Palabra de Dios. A través y en Jesús podemos ser reformateados , según sus tiempos y lograr con El y en El, nuestra : continuación, expansión y dominio.
2 Corintios 5:17" De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he quí todas son hechas nuevas".
Dios te Bendiga!
Pastora Sara Olguín
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!