lunes, 17 de diciembre de 2012

DIOS SABE QUÉ DEBE DARNOS POR RESPUESTA!!


Exodo 15:22 "Moisés hizo que los israelitas se alejaran del Mar Rojo. Entonces ellos se fueron al desierto de Shur, y durante tres días caminaron por él, sin encontrar agua. 23- Cuando llegaron a Mara, no pudieron beber el agua que alli había, porque era amarga. Por eso llamaron Mara a ese lugar. 24- La gente empezó a hablar mal de Moisés, y preguntaban: <¿Qué vamos a beber?> 25- Entonces Moisés pidió ayuda al Señor, y él le mostró un arbusto. Moisés echó el arbusto al agua, y el agua se volvio dulce."
Podemos entender como se sentían física y emocionalmente los israelitas sin excluir a ninguno de ellos; tres días en el desierto, día y noche, cansados, sudados y sedientos. Quíen podría soportar en esta situación. Podemos entender y justificar humanamente el comportamiento irritable del pueblo, pero ellos no eran un pueblo común, se tratava de uno que había vivido por cuatrocientos treinta años en esclavitud de Egipto y en Egipto. De un pueblo que ya no sabía más resolver sus problemas y ni siquiera gobernarse a sí mismo. Conocián solamente una manera de actuar y ésta era bajo una mano dura; recibiéndo órdenes, siendo dirigidos por otros, que no tenían en cuenta su integridad física. Ellos estaban tratando de entender una situación nueva de libertad, que cosa era ser libre ni se lo imaginaban, no había una concepción mental de Libertad. Ni menos sabían como usarla; es por eso que actuaban equívocadamente cómo si estuviesen bajo el mando de los jefes egipcios aún. Allí estaban acostumbrados a la murmuracíon, ya que no podían expresar de ninguna manera su descoformidad, o desacuerdo al sistema faraónico.
Tres días eran poquísimos para que asumieran una actitud diferente que correspondiese a la condición de libertad que ahora tenián, pero a parte de esto ellos estaban entrando al proceso de
Dios, a fin de que ellos se convirtiesen en el Pueblo de Jehová de los Ejércitos, Dios les debía transformar su mentalidad de esclavo: a Libre.
Tantas veces juzgaremos como cruel y ruda la manera de tratar de parte de Dios, pero ¿cómo se hace para hacer que una persona, que ha vivido en esclavitud retome las huellas de su personalidad, perdidas? ¿Cómo se hace para que un pueblo adquiera, después de haber vivido sin derechos y manifestaciòn de voluntad, aquellas características de su conformación étnica, lenguaje, etc?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!