miércoles, 9 de octubre de 2013

DEMOS SIN MEDIDAS.

Lucas 7:38 "Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir." Me recuerdo en mi Nación, entre vecinos tenían nuestras madres la costumbre de prestarse una tacita de harina, una tacita de azúcar, u otras cosas; pero siempre era prestado en una medida y quién lo devolvía lo hacía en el mismo recipiente, así que si quería dar más no podía, porque ya la medida estaba dada.
Cuanta razón nos descubre Dios con esta palabra, de no poder tener más de lo que tenemos. No es que Dios no quiera o pueda, al contrario su diseño fue y es darnos más de lo que pensamos o creemos.
Pero, el problema esta en nosotros y el límite que nosotros mismos nos ponemos. Damos a Dios todo en y según nuestra medida de hombres, ¡no vaya a ser que perdamos lo que teníamos con tanto sacrificio ahorrado!
Mira que dice en la versión popular Dios habla Hoy, Deut 15:11 "Nunca dejará de haber necesitados en la tierra y por eso "yo te mando" que seas generoso con aquellos compatriotas tuyos (hermanos en la fe) que sufran pobreza y miseria en tu país" y en el versículo 6:"Sí, el Señor tu Dios te bendecirá, tal como te lo ha prometido, y tendrás para prestar a muchas naciones (pobres) pero tú no tendrás que pedir prestado; dominarás (gobernaras, influirás) a muchas naciones, pero ellas no te dominarán (influirán) a ti." ¿Crisis?¿deudas?¿escases? Según como demos a Dios y al prójimo será nuestra bendición: abundante o escasa.
¡Basta de tacitas, demos con grandes palanganas!! Dios te bendiga

Pastora Sara Gamez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!