jueves, 2 de enero de 2014

SALTANDO SOBRE LOS TECHOS


Lucas 5:17-"Aconteció un día, que él estaba enseñando, y estaban sentados los fariseos y doctores de la ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea, y de Judea y Jerusalén; y el poder del Señor estaba con él para sanar.
18-Y sucedió que unos hombres que traían en un lecho a un hombre que estaba paralítico, procuraban llevarle adentro y ponerle delante de él.
19-Pero no hallando cómo hacerlo a causa de la multitud, subieron encima de la casa, y por el tejado le bajaron con el lecho, poniéndole en medio, delante de Jesús.
20- Al ver él la fe de ellos, le dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados."

Jesús estaba enseñando y con Él, estaba el Poder del Señor para sanar. 
Aquel día habían venido de Galilea, Judea y de Jerusalén, los fariseos y los doctores de la ley. 
También había una multitud de personas entre las cuales se encontraban unos hombres que trajeron en un lecho a un paralítico para que sea sanado. 
Estos al encontrarse imposibilitados de entrar, saltaron sobre el techo y haciendo una abertura, introdujeron al enfermo por ahí, justo frente a Jesús. Jesús al ver la fe de ellos, les dijo: “Hombre, tus pecados te son perdonados”.
Era un día preparado por Dios para sanar, hay días que son especiales, donde el favor de Dios se mueve alrededor nuestro, son días que debemos aprovechar.
 Había una cantidad de gente con muchas necesidades, esperando dentro; es decir sus posibilidades eran mayores que las de estos hombres que estaban afuera, pero ellos, hicieron algo con su fe y fue extraordinario ¡Su fe fue vista por Dios! ¡Su necesidad, fue vista por Dios, siendo ellos fuera y con una multitud como barrera! .
Hoy puede ser ese día en tu vida o en la mía, es un día donde la Gracia y el Poder de Dios están juntos. 

 Hoy tenemos que tener una “fe que camine, mejor dicho, que salte sobre los obstáculos”.

Mira, junto a la Gracia encontrarás a multitudes con muchas necesidades, religiosos, incrédulos, burladores, pero para los que tienen fe activa y ágil será día de Milagros.


Estos eran obstáculos externos, pero para obtener de Dios debemos romper nuestros obstáculos internos.

 Los hombres saltaron sobre las cabezas con el paralítico a cuestas, rompiendo los límites normales y humanos y alcanzaron los techos.

¿Qué es el techo? Aquellos y aquello que pone la tapa a lo que queremos alcanzar; que dicen a lo imposible -¡no lo lograrás! 

Que ridiculiza nuestra imagen ante los demás y que nos hace meternos dentro de nuestros problemas y no luchar por los de los otros.
 En el Día de favor no se ora, se actúa. 
No se pide se toma.
¡En el día del favor, no se camina se salta!
Así que hoy te animo, a saltar sobre los obstáculos de tu vida, para encontrarte cara a cara con Aquel que puede y quiere darte lo Mejor la Vida Abundante!!

Dios te bendiga. Sara Olguín 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!