martes, 9 de septiembre de 2014

UN ARBOL BIEN PLANTADO



Salmo 92:
12-Pero los justos florecerán como palmeras
y se harán fuertes como los cedros del Líbano;
13-trasplantados a la casa del Señor,
florecen en los atrios de nuestro Dios
.
Estaba observando un hermoso, verde, fuerte y grande olivo, lleno de frutos en el patio de mi casa.

Meditaba sobre como su apariencia deja ver cuan bien se encuentra en el lugar donde antiguos dueños lo plantaron.
Creo que nunca fue movido de allí, ese lugar se escogió y allí quedó.
Me imaginé cuantas tormentas y lluvias habrá soportado y con cuantos días de sol y brisa habrá renovado su follaje, y vuelto a dar más fruto
Hoy su sombra es hermosa y frondosa, aparte de todo lo que representa para nosotros los creyentes en Jesucristo, el olivo.

Con mucha tristeza veo hermanos en la fe, que han sido plantados en un lugar especial, y también, escogido por nuestro Señor, para que nazcan y allí echen raíces. Pero que ellos han abandonado, o cambiado o no han permanecido el tiempo justo y necesario para permitir que las tan necesarias raíces, crezcan, para después desarrollarse hacia la altura que deben alcanzar en Cristo.

Me imaginaba que hubiese pasado con el olivo del patio de mi casa, si por cada habitante de la casa, se hubiese cambiado "a piacere" , de lugar. Hoy no existiría, porque en vano hubiesen sido sus fuerzas para continuar a reverdecer, ya que sus raíces hubieran sido raquíticas.
Las raíces solo pueden crecer, en una tierra rica en nutrientes y en agua, pero sobre todo estable. La variación del suelo afecta a la planta, inhibe su potencial.
Las raíces son tan necesarias, que lo primero que atacan los parásitos son las mismas, así logran enfermar toda la planta.
Lo mismo hace Satanás, el enemigo del crecimiento del Justo.
El nos ataca las raíces. ¿ Y como lo hace? Convenciéndonos que abandonemos el lugar donde fuimos plantados.


En las raíces se registra la historia del árbol.

Allí, como en el genograma humano, esta todo el desarrollo, las defensas, las bases, el diseño para soportar el tamaño que alcanzará dicho árbol. y tantas otras cosas más.




    Así como las raíces nuestras, en la vida natural, conllevan toda nuestra historia genealógica, Nuestras raíces espirituales, contienen toda nuestra historia espiritual: toda la fuerza, la vida y el poder de la Verdad, esto es: Cristo, el ADN del cual deben tomar nuestras raíces para formarse.
    Colosenses 2:7 " firmemente arraigados y edificados en El y confirmados en vuestra fe, tal como fuisteis instruidos, rebosando de gratitud"
    Nuestra fe solo se desarrollará si esta arraigada y profundamente plantada en la Verdad.
    La Iglesia es columna y baluarte de la Verdad (1 Timoteo 3:15), y Dios no pudo ser más veráz y preciso al dar vida a su amada iglesia, para plantar allí a sus hijos. Ella es nuestra tierra mas estable y dentro de ella están los fundamentos de los apóstoles y profetas, siendo Cristo la piedra angular. Efesios 2:20




    Éxodo 15:17 "Tú los traerás y los plantarás en el monte de tu heredad, el lugar que has hecho para tu morada, oh SEÑOR, el santuario, oh Señor, que tus manos han establecido."
    No es un antojo de Dios ni tampoco una casualidad, el lugar donde hemos nacido en el reino de Dios, donde hemos sido dado a luz, sino que Dios mismo nos trajo y nos plantó allí, para que no anduviésemos como llevados por cualquier viento de doctrina, titubeando como ondas del mar.
    Y lamentablemente, ¿ qué vemos hoy? Hijos e hijas de Dios que van de aquí para allá, que llevan y traen, que creen saberlo todo porque de todo lo que escuchan toman, y se arman así mismos, historias de Dios, conjeturas de Dios, propósitos de Dios que jamás han entendido y así son sus raíces escuetas y débiles, sin base, sin nutrientes de la Verdad.


    Habiendo Dios planeado para ellos que sean hermosos árboles de olivo, dando frutos, erguidos y firmes, altos y derechos como las palmeras, solo llegan a ser pequeños arbustitos, secos que ante el menor fuego se incendian.
    Ten cuidado hermano/a, si te han convencido tus razonamientos y has comenzado a andar de un lado a otro, de una congregación a otra, de un ministerio a otro, Mateo 15: 13, nos dice que toda planta que no plantó su padre será desarraigada, ten cuidado, porque puedes quedar sin tierra, sin lugar, fuera del Cuerpo de Cristo, definitivamente.

    Colosenses 1:23 "si en verdad permanecéis en la fe bien cimentados y constantes, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro."Muchos dirán a su corazón, sí me habré movido de alguna Iglesia, de alguna congregación, pero no de la esperanza del evangelio.
    Pero Jesús nuestro maestro enseñó a sus discípulos y a través de ellos a nosotros, que su diseño es dar de comer a través de sus enviados, a multitudes haciéndolas reposar en el desierto, para que comiesen de su pan de 100 en 100 y de 50 en 50, ¿qué quiere decir esto? que como todo Pastor sabe que la mejor forma de alimentar y cuidar, es teniendo en grupos a las ovejas.
    Cada uno de nosotros fue puesto dentro de un rebaño, con mucho o pocos pastores según la grandeza del mismo, y por el cual cada pastor va a dar cuenta por cada oveja, como así cada oveja deberá decir porque no siguió la voz de su pastor.


    El justo florecerá como la palmera, en la casa de Dios
    ¿ y como florece la palmera? Mira la palmera tiene la particularidad, estuve leyendo de mantenerse sin cruzar su polen con otras plantas ni recibir del polen de otros árboles, ni a través del viento, ni de los insectos como las avejas. Su flor es pura, sus flores son puras, sin mezcla de otras. Cuando florece lo hace sin depender de los factores climáticos, cuando debe dar su flor lo hace, y es una flor especial, muy diferente y única, entre todo el resto de las flores. La palmera datilera (bíblica) tarda unos 50 años en empezar a florecer y hasta que la floración no se produce no se puede saber si se trata de un pie masculino o femenino. Este hecho llegó a sorprenderme con mucha alegría, porque el año pasado el Señor me habló el 6 de setiembre , y me dijo ¡Florecerás! ¡Ha llegado tu tiempo de florecer! (ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS! ,www.casafamiliadedios.blogspot.com


    Me habla esto de nuestra madurez, en la cual damos la mayor expresión de creatividad, basados en la sabiduría que hemos absorbido de la raíz y la raíz de la Verdad.


    En Efesios 3:
    10 -para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales,
    11 -conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor.
    Plantados por la mano de Dios, en ese lugar echaremos profundas y verdaderas raíces que nos sostendrán en los momentos de la adversidad, de las pruebas, de la soledad, hasta que alcanzando nuestra estatura perfecta, demos a conocer por medio de Cristo y para cristo su multiforme sabiduría, como una flor, cada uno floreceremos como las palmeras, a la llegada de nuestra madurez, y la expondremos, en la casa de Jehová.

    -No te muevas, quédate donde Dios te ha puesto.

     -Echa raíces
    -Crece hacia él, en lo profundo de la oscuridad, convíertete en un alto cedro, y florece como una firme palmera para Dios, cuya flor manifiesta quién eres en el Cuerpo de Cristo y expone toda tu sabiduría adquirida en el proceso de crecimiento.


    ¡Dios es grandioso en sabiduría y poder, todo lo ha hecho perfecto., porque nos ama! 


    Dios te bendiga, Pastora Sara Olguín

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!