sábado, 19 de marzo de 2016

LA FUERZA DE UN PADRE

   

  Dice el Salmo 127:4-5 "Como saetas en manos del valiente, así son los hijos tenidos en la juventud. ¡Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos!No será avergonzado cuando hable con los enemigos en la puerta."...

Dios transmite de una manera tan didáctica y perfecta, el valor que el Hombre debe darle a su descendencia. Muestra como ese mismo valor que el Hombre otorgue a sus Hijos hará volver hacia él mismo dos resultados:
 1)será Bienaventurado, será feliz, satisfecho.   
 2) Y tendrá honra delante de sus enemigos.
Dios compara a nuestros hijos con las saetas, esto me trasmite la idea de que como ellas necesitan ser disparadas, lanzadas por alguien, así los hijos también necesitan que alguien los lance hacia su destino.
  •  Así como  las saetas , ligeras y flexibles, así los hijos necesitan ese brazo fuerte para que los impulse.

 Pero también, la valentía de un Padre , como el Arquero,  para desafiar la resistencia del aire y avistar el punto donde debe llegar la saeta.
El hombre que valientemente dispuso su juventud  no solamente para tener hijos, por tenerlos o por casualidad sino con el propósito de llenar la aljaba de Dios, con ellos, ese hombre será bienaventurado.
¿ Qué es la Aljaba?
Podría pensar en este caso que es como su propia vida.
 Muchos hombres son valientes y decididos para muchas cosas, que no le traen al final de sus días felicidad; muchos hombres se encuentran a una determinada altura de su vida, vacíos. 
Han vivido para los placeres propios, han corrido a fin de conseguir logros materiales, fueron valientes para abortar vidas y propósitos, pero en realidad fueron cobardes al no querer darse así mismos para formar, edificar su vida en otros, sus saetas, su prolongación.
 Fueron mezquinos y no invirtieron su tiempo en formarse y mejorarse espiritual y emocionalmente para lograr Flechas flexibles y resistentes, prefirieron pasar esta  tarea a otros.
  •  Muchos hombres permitieron cómodamente que otros lanzaran a sus saetas a la vida, con pensamientos confusos, con rebeldías, anarquías y heridas emocionales.

 Muchos hombres abandonaron su arco, y desistieron porque esta función, requería empeño, tenacidad, fidelidad, constancia.
¿Qué es el Arco?
  • El arco para mí es la Fe.

Sin fe es imposible transferir lo que se tiene a otro, que es parte de uno para que sea su continuación.
Sin fe es imposible tener visión de futuro.
Sin fe es imposible tener un para qué.
Sin fe es imposible lanzar a otro a nuevos desafíos.
 Sin fe es imposible hablar de una esperanza viva.
  • Sin Arco (sin fe de quien lo impulsa, en este caso sus padres) no pueden los hijos ser saetas clavadas, firmes y establecidas en el mañana.

"Tu puedes darle todo, posición económica, estudios, etc, pero una persona sin fe, carecerá de la mayor posibilidad de supervivencia ante cualquier acontecimiento negativo o trágico en su vida."
  • Hubo hombres destacados en la historia bíblica, como Jacob, José, Moisés, David, tantos cuya  fuerza en su Dios y sus arcos inquebrantables lanzaron  generaciones y generaciones de hijos, a desafíos de conquista haciendo de ellos verdaderas saetas  veloces, precisas y de puntas afiladas, que atravesaron y conquistaron la puerta de sus enemigos.

La biblia cuenta en el libro de  Jueces 6 la historia de Gedeón, un varón que se sentía sin fuerzas y sin valentía para accionar contra una situación de derrota, vergüenza y cobardía, en la que había caído su generación por no haber contado con padres que con valentía y con arco, lanzaran a su descendencia, a la obediencia de los principios y mandatos de su Dios.
 Su propio Padre era uno de aquellos que se había entregado a la comodidad, de ser igual a lo  pueblos idólatras que lo rodeaban. Pero sucede lo que relata la Palabra de Dios en todo este capítulo 6, produciéndose un encuentro entre El y Dios, versículo 12 y 14. Dios le dice "vé con esta Tu Fuerza y salvarás a Israel de manos de los madianitas ¿No te envío Yo?.
 Gedeón era una saeta, nacida con un propósito, nacida para ser lanzada a abrir surcos nuevos para su generación pero carecía de un Padre, y por consecuencia de "una fuerza de envío"; estaba sin impulso, todo el potencial estaba en El, pero había fallado su Arquero.
  • "Un verdadero Padre, más allá de lo biológico, es Aquel capaz de darte esa Fuerza de envío, desatando el potencial que llevas dentro"

Lo hermoso es que Dios lo vío, y quiso ser Padre "Generador de Fuerza" para que él lograra llegar. Lo recogió y lo lanzó. Aleluia!
¡Cuántas saetas están así, sabiendo que podrían hacer pero no tienen Padres "Generadores de Fuerza" que los lancen!
 Tal vez tu eres uno de esas flechas, o tal vez eres un Arquero que no quiso ocupar su juventud en generar hijos como saetas en su aljaba.
Cuál sea tu condición: Flecha o Arquero, Dios te da esta Palabra potente para tí, si la tomas, cobrará vida en tu espíritu y será "fuerza de envió" para que alcances tu destino y "nueva oportunidad". Para que cumplas con tu función de Arquero.
 Mientras hay vida hay esperanza, y hoy puede ser para ti, que lees esto, el día de tu "envío a cumplir tu propósito" no partirás de este mundo sin lograrlo, hazlo de nuevo, con la Fuerza del Señor, como tu Padre, tu Arquero.
 Dios te va ha recoger, te restaurará para que tu puedas tener Fuerza y Arco, vamos levántate, Hombre o Mujer que hayas fallado, Hombre o Mujer que no hayas tenido quién te impulsará, reinicia con las poderosas fuerzas de tu Padre Celestial!Dios te bendiga!
Pastora Sara Olguín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!