sábado, 24 de junio de 2017

LA ADORACIÓN EN LA CASA DEL RELIGIOSO


Para que sepamos que es lo Auténtico, lo auténtico debe estar entre lo que es falso.
Para que sepamos que es lo falso, lo falso debe estar entre algo que es auténtico.
  • Cuánto más adoramos más auténticos somos con Dios.
  • Cuánto más adoramos más auténticamente amamos a Dios.
Lucas 7:36 Uno de los Fariseos pidió a Jesús que comiera con él; y entrando Él en la casa del fariseo, se sentó a la mesa.
Aparentemente este religioso quería tener más cerca a Jesús, al punto de rogarle que viniera a su casa y comiera con él.
Cuando dos personas comparten solas una comida, se manifiesta una atmósfera de mayor confianza, en la cual hay oportunidad de tocar temas más personales, de tener más en común aspectos personales y privados una con otra.
Así rogarle que comiera junto a él, en su hogar significaba algo como: "Necesito abrirme y saber más de ti" "Necesito hallar algo que nos una y sea común entre ambos" es decir tener Comunión. Así que entrando Jesús a la casa del fariseo, humildemente se sentó a la mesa del fariseo. 
Conforme oyó ese ruego, vino y se presentó en su casa, aleluya! Cuando tú le ruegas, él oye! Cuando tú le ruegas, él vendrá!!
Uno solo ruega, cuando entiende que lo que está pidiendo le es de suma necesidad. Sólo se ruega cuando se está consciente de correr peligro de algo, de tener necesidad de socorro.. Solo rogamos cuando nos sentimos indefensos, y aceptamos que el Otro es mayor, en autoridad, y fuerza.
Este fariseo le rogó comiese con él, en su hogar. Viendo que Jesús accedió lo menos que debía hacer era Honrarlo con un buen recibimiento, es decir, recibirlo afectuosa y respetuosamente, manifestarle gratitud por haber llegado, lavar sus pies, ungir su cabeza, ubicarlo en el lugar de honor a su mesa, sin embargo el religioso se vio imposibilitado de ofrecer estas cosas, no las disponía en sí mismo. Tenía la apariencia y se movió como uno que sabía quién era Jesús, pero no tenía nada más que ésto.
Cuando tú no honres a Dios como es debido, él buscara a otro que sí lo hará!
En ese mismo momento Una Mujer que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa, en casa del fariseo, es decir invitado, convidado, recibido, trajo con ella un frasco de alabastro con perfume!! Esta mujer tenía una necesidad, darle algo a Dios, no sabía qué, y pensó en su mejor perfume guardado. Esa fue la causa por la cual Dios la vio, y la llamó. Y dónde la llamó? La hizo traer por el Espíritu Santo, a la casa del falso adorador, el fariseo. Cómo supo esta mujer que Jesús estaba allí, si ella estaba en algún lugar, adorando (queriendo derramar todo lo que tenía en él) ? Dios se lo reveló. 
Y dice en Lucas 7:38 que comenzó por detrás, sin dejarse ver por él,  a besarle los pies, a lavarlos con sus lágrimas, a secarlos con sus cabellos, y a derramar sobre ellos  su tan preciado perfume. En ningún momento se puso a su nivel, solo estuvo a sus pies, mientras que el fariseo no pudo descender a ellos, no se humilló sino que permaneció sentado a su lado, tampoco dijo me haré ver por él, sino que no quiso ser vista.
La adoración: 
  • Establece la diferencia entre lo Auténtico y lo Falso.
  • Establece la diferencia entre lo religioso y lo espiritual.
  • Establece lo que Dios acepta y lo que Dios rechaza.
La adoración:
  • Abre la boca de Dios.
  • Desata la revelación
  • Abre los secretos guardados de Dios.
  • Trae la Profecía
  • Mueve el mundo espiritual.
El  religioso (fariseo) no discierne la Presencia de Dios. (El fariseo, no supo que la Presencia de Dios, se sentó a su mesa)
El adorador sabe cuándo y dónde está Dios. (María supo dónde estaba y cómo adorarlo, como honrarlo)
Así también Dios conoce cuando se encuentra ante un Genuino Adorador. Un adorador auténtico, es aquel que sabe adorar en Espíritu y en Verdad .
San Juan 4:20 "20 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar."
La mujer de Samaría no sabía adorar. Los falsos adoradores desconocen dónde adorar. 
San Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
El Padre es quien está buscando TALES  adoradores; adoradores de este tipo: que saben, por el Espíritu, dónde está la Presencia de Dios y van hacia ella, y cómo adorarlo. Aleluya!!
"María de Magdala era una de los TALES. Abraham fue otro de los TALES, y tú puedes ser que seas en este tiempo otro de los TALES que el Padre, a través de Jesús, su hijo envió a buscar, y que ahora busca con su Espíritu Santo."
Abraham uno de los TALES: Génesis 18:1 - 9
  • Versículo 1: Abraham estaba sentado: estaba ocupando su posición asignada.
  • En el calor del día: No abandonaba ese lugar, ni aún en días como ésos.
  • El que le cree a Dios debe ser inamovible en su Fe, sin ser afectado por nada de lo que le rodee, es decir sin ser sacado fuera de la voluntad de Dios.
  • Estaba a la Puerta, ahí estaba su lugar de Posición.
Dónde está tu lugar de posición? Efesios 2:6 "Sentado junto a la Puerta, sentados junto a Cristo, en los lugares celestiales, Gloria a Dios!
Versículo 2: Desde allí "alzó sus ojos y miró" Solo lo que vio hizo que Abraham dejará su lugar, y corriera hacia los 3 hombres que vio llegar, y los recibió postrándose.
Versiculo 3: Y les rogó que se detuvieran en su casa (actitud que nos recuerda al ruego del fariseo, pidiéndole a Jesús viniera a su casa)
Ruego: súplica, petición hecha con el fin de alcanzar lo que se pide.
Quién ruega, lo hace desde lo más íntimo de su corazón, porque pretende alcanzar la realización de lo que pide, es decir si no es auténtico y sincero, no podría suplicar, porque no estaría deseando en su corazón lograr esto, y quién se decide a rogar o suplicar lo hace para que se realice su petición.
Abraham estaba sentado en su lugar de autoridad, pero con sus ojos puestos en quién era más Alto que él, talvez rogándole que su Presencia viniese a él, que lo visitase.
No podemos recibir nada si no nos es dado del cielo, de lo Alto, del Altísimo, del Padre de las luces. Así que el hacer lo correcto le permitió ver correctamente y entendió que ese día de tanto calor tendría una: Visitación de Dios. No era tiempo de seguir sentado en su lugar, sino dejarlo y correr a los pies de Jehová.
Dios descendió por causa de su adoración, Dios es atraído por la adoración auténtica de alguno, ella lo hace acercarse para honrarlo y bendecirlo. 
Versículo 7: Dice que Abraham corrió a ellos. Nosotros somos los que debemos correr hacia Dios, acercarnos a él, cuando percibimos que está visitandonos, retenerlo en Casa, sentarlo a nuestra mesa y darle nuestro Pan!!! 
Abraham dice todo lo que quiere hacer por ellos, y ellos acceden y quedan esperando que Abraham cumpla con todo lo que les anticipo dar.
El fariseo, lo invitó y no lo honró, sin embargo una mujer pecadora, tomó su lugar, y Dios la honró para siempre, dijo de ella, que siempre sea mencionado lo que ella hizo, en todo lugar donde se predique el Evangelio de Jesucristo; cómo honro a Dios Abraham? Lavó sus pies y les dió lugar de descanso (vers 4) y le ofreció una ofrenda de Pan(6) (la mujer le ofreció un perfume).
A causa de los visitantes Abraham puso a trabajar toda su Casa.
Josué dijo: Yo y mi Casa serviremos (adoraremos) al Señor. No puedes hacerlo tú solo. Debemos adorar a Dios junto a los nuestros.
Abraham como autoridad, dispuso en su casa los roles y las funciones, y todos participaron en ello.
Sara su esposa, se ocupó junto a ÉL, de ofrecer el Pan. Hay un pan que ofrece el pueblo, y debe ser sin levadura, Adoración sincera y auténtica, pan amasado, trabajado (lo que tu ganas con tu trabajo) Sara amasó 20 kilos de la mejor harina. Dios no acepta lo que está ofrecido con queja, con desunión, con amargura, con hastío o con ignorancia (vers 6-7 y 8). Y mientras ellos comían (aceptaban la Ofrenda dada por Abraham y su Casa) éste no estaba sentado junto a ellos, sino delante de ellos, disfrutando ver cómo comían lo ofrecido. Él dejó su posición para ser un humilde adorador.
Versiculo 9: Después de esto, de aceptada su Ofrenda, su Auténtica Adoración, Dios Habló, aleluya!
  • Cuando Dios acepta nuestra Adoración, nuestro servicio a ÉL: Dios nos habla!!
  • Y Dios habló para bendecir a su amada, a su Casa (descendencia) y aún le anunció lo que iba a suceder a Sodoma y Gomorra.
  • Dios Bendice a lo que es dado con autenticidad, desde nuestros corazones, no así a lo que procede de lo falso.
Debemos estar a sus pies. Esa es la posición que nosotros debemos tomar, aunque Cristo nos sentó a su diestra en lugares celestiales.
Debemos dejar nuestras posiciones de autoridad, para adorarlo solo a Él.
Debemos adorarlo con nuestro pan, sin levadura, amasado y trabajado, en paz, sin discusiones o pleitos.
Debemos mantener nuestros ojos alzados, sin dejarnos mover por las circunstancias.
Debemos adorar (besar) los pies del Señor. En los pies están los siervos de su Señor.
Tu adoración: Abrirá la Boca de Dios, él te hablará, te revelará sus secretos muy guardados, verás el mover espiritual, y Dios te anunciará lo que vendrá, Aleluya!
Dios te bendiga.
Pastora Sara Olguín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!