ENTRADA DESTACADA

TIEMPO DE GOBIERNO

Imagen
A veces queremos que una ciudad cambie, que una nación cambie, que toda una generación cambie cuando ni siquiera nuestra casa o nuestras vidas hemos logrado cambiar con la Palabra de Dios.

Proverbios 16:32b " Y el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma una ciudad"

Cuando hayamos logrado conquistarnos a nosotros mismos, a nuestras familias, a nuestros parientes, a nuestros amigos, Dios nos entregará la responsabilidad de cambiar núcleos mayores, hasta ciudades.

Hechos 1:8 " pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra"

Es un honor que Dios nos confíe este desafío de hacer volver a Él, el corazón de una ciudad, pero debemos ir por parte, no desenfocarnos, y cuando lo logremos las otras ciudades o pueblos que la rodean se nos entregarán solas ¡Aleluya!


UNA ESPERANZA VIVA!




"Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, Y tome aliento vuestro corazón" Salmo 31:24

¡La vida del Justo es esperar!

¡Cuando termine la espera en que estás, vendrá otra! 
¡Sí! y esto es porque el Padre sabe que nos es necesario a fin de que nuestra Fe se edifique, crezca y fortalezca!
Si tus esperas, si mis esperas terminaran correríamos el riego de que nuestra fe se paralice, se mezcle con la fe humana, y se debilite, y Nuestro Padre necesita que nuestra fe se agigante cada día, no en los grandes milagros porque el Autor de ellos es Dios, sino en la Espera.

De qué nos vale jactarnos de grandes milagros si no sabemos quedarnos en las "Esperas de Dios" 
Que  el justo aprenda a esperar, es necesario, porque hay una espera, la más importante Larga Espera, la de su Venida! Y aprendemos esperando, ¡Aleluya!
 Porque nadie te puede enseñar a esperar, solo los tratos de Dios a través de las esperas a las que nos somete.
Y eso estamos haciendo, mientras tenemos esperas y esperas por cumplimientos de distintas y poderosas promesas, estamos todos dentro de la Gran Espera, la de su Retorno, y esta necesita de una Fe Fuerte, resistente y perfecta (madura).
Así que te animo a renovarte en esa Esperanza Viva, no decaigas, no te impacientes, no te salgas de la "sala de espera, no te adelantes en tu turno que" 

¡Dios es bueno! y tu espera va a terminar, tiene ya un fin, pero recuerda que entrarás en otra! ¡Aleluya!

Así que Sin fe es imposible hablar de una Esperanza Viva, y esa Esperanza Viva es nuestra Gran Espera! 


Dios te bendiga

Pastora Sara Olguín.

Comentarios

  1. Cuan agradable es leer palabras de vida y recibir esa vida al espíritu, sin dudas que la esperanza del justo es una esperanza viva, podemos hasta sentir como esa esperanza toma oxígeno de la palabra de Dios y respira, el sol cae y llega la noche pero Dios es fiel y en el renovamos nuestra esperanza para seguir esperando, más como fluye el amor de Dios que en medio de nuestras esperas podemos alentar a otros para que también sean renovados en la esperanza. Que los que coman puedan compartir este pan con otros y vayan y renueven la esperanza de muchos más. Paz Pastora Sara Olguín, muchas gracias por esta palabra.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por Sembrar en este Ministerio: Sus comentarios!

Entradas populares de este blog

ES TIEMPO DE FLORECER: ¡FLORECERÁS!

EL AROMA DE DIOS

TIEMPO DE GOBIERNO

SED UNA ZARZA ARDIENDO!

LOS QUE NOS VISITARON

Muchas gracias por tu visita!

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es Sara Olguín está bajo una licencia de Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional de Creative Commons.
Creado a partir de la obra en https://casafamiliadedios.blogspot.com/.