viernes, 6 de abril de 2012

LA INTEGRIDAD


La Integridad: significa completo, todo, entero.
¿Cuántos conocemos que es la Integridad?
¿Por qué es siempre el reclamo de Dios Padre de que seamos íntegros?
¿Cuántos de nosotros de pequeños tuvimos admiración por nuestros papás?.
Lo mirábamos de abajo hacia arriba. La imagen de papá era grande, enteramente grande.
Cuando crecíamos, y a medida que lo alcanzábamos en tamaño, íbamos recorriendo esa imagen; quisimos saber como eran sus orejas, sus manos, sus brazos tan largos...
Después cuando crecimos aún más, en el tiempo que se nos moldea el carácter, empezamos a querer saber el porqué ese papá era así, hablaba de esa manera o hacia hacia de tal forma.
Eso nos llevó a muchos: a admirarlos, a rechazarlos, o a no querer parecernos en esto o en aquello.
 Nos fuimos armando un modelo y a través de ese modelo, creamos una imagen que nos iba a acompañar por el resto de nuestras vidas; y aún si ese papá no existió, armamos una imagen para parecernos, o no.
La pregunta que me hacía es ¿A cuantos se nos deterioró "la imagen  de ese modelo" en los bordes, o quedó a mitad formada o detenida, como quedan a veces, los cuadros cuyos autores por una cosa u otra no los terminan? ¿a cuantos de nosotros  nos recogió Dios con una imagen de nosotros mismos, que no estaba terminada, o estaba deformada o en muchos, hecha añicos?

¿Por qué nos hacemos igual a nuestros padres estén ellos o no en nuestras vidas?  ¿y ellos,  igualmente a los suyos?.
Es así como está hoy, la sociedad, compuesta por seres humanos que se formaron sin la Imagen completa, total, entera, de sus padres, sea por orfandad, por abandono, por maltrato, por exceso o por carencias, la imagen paternal está dañada. Aún los buenos padres no llegan a dejar nunca una imagen completa en el alma de sus hijos ¿porqué? Por que en el principio dice la Palabra de Dios, en Génesis, creó Dios al  hombre: a su imagen y semejanza.
 Y como Dios es completo, integro así, lo hizo al primer Hombre completo en sí mismo, íntegro.. Nada le faltaba.
 No había contradicción entre lo que era y lo que quería ser.
 No había en el contradicciones entre lo que pensaba y lo que decía. 
 No había contradicciones entre lo que decía y lo que hacía.
El pecado del hombre quebró, la Integridad que su Creador y Padre había puesto en él; y empezaron a nacer hombres que dieron a luz la infidelidad, las mentiras, la hipocresía, la homosexualidad y todo lo que genera una imagen rota y transmitida a partir de nuestros pecados: 
 Soy esto pero quiero ser lo otro.
 Pienso esto pero digo aquello.
 Digo esto pero hago lo contrario.
Cuando descubrimos al verdadero Dios y Padre y comenzamos a conocerlo a través de Jesucristo, es como si nos reconstruimos. o mejor dicho El, nos reconstruye.
Todo va girando en nosotros y acomodándose, hasta hacerse una nueva imagen y por primera vez vemos el todo, lo completo, lo total, lo grande, lo único: Vemos al Padre.
Dios no sólo es Santo, es Integro: No le falta una parte o tiene la mitad de algo. El Es, no se contradice en que quiere ser o es otra cosa, El dice y no se arrepentirá, El hace y no hay quién impida.
El es Dios Padre.
El dice: la Palabra: el Hijo
El Hace: El Espíritu Santo.
Y en esa unidad de Integridad nos hizo en Adán y nos rehízo en Jesucristo para que seamos en El , íntegros: espíritu, alma y cuerpo. Enteros y completos. Sin excesos, sin desequilibrios, sin dobleces, sin faltas.
Si tenes una imagen pobre de vos mismo, si no tenes seguridad de quién eres, si te cuesta afirmarte, si tus ideas no coinciden con lo que haces. Si sentís que quedaste como una obra inconclusa porque te faltaron tus padres, busca el rostro de Dios, míralo a El, a su Integridad.
 El Padre, a través de Jesucristo terminará su imagen en ti, te completará; tu espíritu será vivificado, tu alma estará restaurada y tu físico será sano, en El, Jesús, la Imagen del Dios invisible (col 1:15)
San Juan 1:12, Dice, a todos los que le recibieron y creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.
Dios te bendiga.
Pastora Sara Olguín
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!