sábado, 1 de diciembre de 2012

UNA CASA CON MUCHAS HABITACIONES!

 La mujer sabia construye su casa; la necia, con sus propias manos la destruye. Prov 14:1

Archi conocido este proverbio por nosotras las Mujeres, cuántas veces hemos escuchado enseñanzas y prédicas sobre el mismo, en las reuniones de Mujeres, verdad? ´
No podía faltar!, pero lo bueno es que así lo escucháramos tantas veces, nunca dejó de darnos algo nuevo; de hecho Dios me enseñó mucho en la intimidad de mis devocionales acerca de este grandioso proverbio, a medida que maduraba mi interés de construir una familia cristiana que hospedara al Dios de los cristianos. Fue muy díficil para mí al inicio, pero quanto mayor era mi deseo visualizado de una Familia en Dios, fui logrando metas.
Me gustaría hoy compartirlo no solamente con mujeres sino también con todo hombre que esté buscando: edificar una casa donde morar, una habitación donde descansar, un castillo donde sentirse protegida o protegido.
Cuando Dios habla a los redimidos por la sangre de su Hijo, y cuando el Hijo habla a sus redimidos no mira su género, sea hombre o mujer, sino que los llama con un solo nombre: Mi Amada, la Iglesia, la Esposa, la prometida del Cordero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!