domingo, 25 de mayo de 2014

DIOS CONOCE TU NOMBRE



"¡Moisés! ¡Moisés! Y Moisés contestó: Heme aquí" (Éxodo 3:4)

"Y vino Jehová y se paró, y llamó como las otras veces ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque tu siervo oye." (1 Samuel 3:10)

Lucas 19:5b "y le dijo: Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa"

¿Tienes tu, la seguridad de que Dios conoce  tu nombre?


Mira cuando no conocemos a alguien y lo debemos llamar por alguna razón, lo que hacemos es preguntar su nombre, ¿cierto?
Solo preguntan tu nombre quienes no te conocen, y luego de que tu se lo das, te llaman por tu nombre.
Pero sabes, aquí la cosa no es así.

 Seguro que nunca oíste a Dios preguntarte  tu nombre, ¿y sabes por qué? Porque Él, ya lo sabe, ya te conoce.
 El conoce a todos  antes de que nacieran, desde que estábamos aun, en el vientre de nuestra madre. Aleluya! Lo creamos o no, El ya sabe tu nombre, y no sólo eso, sino que te llama por el mismo.
Así dice Jehová, tu Creador: "No temas, que yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre. Tú eres mío. Si pasas por las aguas yo estoy contigo, si por los ríos no te anegarán. Si andas por el fuego no te quemarás..."(Isaías 43,1-2)
Si lees con atención los evangelios verás, que Jesús no tenía necesidad de preguntar el nombre del vecino para hablarle,¡No! sino que pasando cerca, los llamaba por sus Nombres, Gloria a Dios! ¿Entiendes lo que esto significa?Cuando tu tienes que presentarte ante el gerente de una Empresa, tu le tienes que presentar tu nombre;  tal persona necesita saberlo y saber algo más de ti, para darte importancia y trato, según tu honra sea, pero mira que tremendo,  Dios, no.
 Ante Dios no tienes que presentarte: Él conoce tu Nombre y te conoce a ti.

DIOS CONOCE TU NOMBRE, y al conocer tu Nombre, conoce TODO de ti.


 Por eso no tienes que justificar ante él  quien eres, o porqué eres como eres, Él lo sabe ya; solo tienes que acudir a ese llamado y decirle: Gracias, por que tu sabes todo de mí, y aun así, me sigues llamando para darme cada día: Salvación y Vida Eterna.
¡Cuán, Cuán bueno es Dios! Responde a ese llamado de una vez, dile: ¡Aquí estoy!


Dios llama a los buenos como a los malos, a los desobedientes como a los obedientes. El conoce el nombre de todos, no solo de los buenos, ¿entiendes?
Muchos piensan que no son conocidos por Dios, porque no son buenos. Porque no tienen buena fama. 
En Génesis vemos como Dios llamó a Adán a pesar de haber éste desobedecido junto a Eva, quien hasta ese entonces no era Eva, sino que fue llamada así por Adán como vemos en  Génesis 3: 20 " Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes" Notemos que antes de la caída Adán puso el nombre a animales y aves, pero no a su compañera ¿por qué? Porque no tenía dominio sobre ella (Génesis 3:16b) juntos los dos, sojuzgaban y enseñoreaban.
 Génesis 5:2" Varón y hembra los creó; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados"
Dios puso el nombre al primer hombre y a la primer hembra, y así los llamó: Adán, es decir Ish e Ishshah.
Dios fue quien puso sus nombres, él conocía ya quienes y cómo serían ese primer hombre y esa primer mujer. Y a pesar de su transgresión lo continúo llamando: "Adán, ¿ dónde estás? " (Génesis 3:9)

Dios es un Dios que le gusta que todos y que cada cosa lleve su respectivo nombre, por que así funciona el reino de los cielos.

Nada puede estar fuera del orden que Dios puso en toda la creación, cuando esto sucedió entró el caos, el desorden, el vacío y las tinieblas.
Génesis 1 :2 " Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas" (el Espíritu de Dios no estaba en ese caos sino, sobre la faz de las aguas
Pero cuando envió a su Hijo Jesús, él vino a reconciliar todas las cosas con Dios, pues cuando estás en el caos, estás separado de Dios, cuando reconoces y crees en el Nombre de su Hijo, y lo recibes entonces pasas a nacer en el reino de Dios, donde el Espíritu de Dios se mueve sobre la faz de las aguas, su río, el río del Espíritu, aleluya!
 Cuando Dios lo envió a Jesús, trajo en su corazón el nombre de todos los que serían redimidos con su sangre,  ¡traía el tuyo y el mío!
El conoce tu Nombre: te conoce completamente, así que te animo a que respondas: Heme aquí, Padre Celestial.
Dios te bendiga. Pastora Sara Olguín
Ministerio Casa de Pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!