viernes, 23 de enero de 2015

LOS LIMITES DE SU PRESENCIA


1.Dios libertó al pueblo al pedido de ellos



Éxodo 3:7 "Y el Señor dijo: Ciertamente he visto la aflicción de mí pueblo que está en Egipto, y he escuchado su clamor a causa de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos"


 Dios siempre responderá a nuestro pedido.
 Dios ve nuestra necesidad, nos ve en problemas pero actúa, si se lo pedimos, ¿por qué? Porque pedir es una actitud de Fe.
  • Para pedir tú o yo, tenemos que creer, lo que vamos a decir, con el corazón o desde el corazón. (Marcos 1:40-41/ Marcos 11:23)
2.  Luego Dios, se hizo cargo de ellos,  pero los llevó al desierto

Muchas veces  Dios hará o hace cosas, por las cuales, no lo comprenderemos.

Ellos, o nosotros podemos pensar que después de tanto dolor (a causa de nuestros pecados, malas decisiones, rebeliones, etc) lo justo es que al salvarnos, nos lleve, directamente a la Tierra prometida, pero los pensamientos de Dios, sus principios, sus leyes son tan diferente a lo conocido por nosotros, que en el primer tiempo de caminar con el Señor, si no permanecemos confiados en él, no lo entenderemos, y correremos el riesgo de perder lo que él ha planeado y preparado para los que le aman.
¿Entonces, por qué Dios no lo hace directamente, y se toma un tiempo para ello, llevanlos al desierto?
Dios debía equiparlos, prepararlos para que puedan tomar y disfrutar, verdaderamente una vida plena y abundante que todavía no habían tenido.

 3. Y le dio la Ley, para que los ojos de su conciencia tuvieran luz

El pecado cauteriza la conciencia. La conciencia pierde su sensibilidad.
¿Qué es la conciencia? Es el conocimiento interior del bien que debemos hacer, y del mal que debemos evitar (s/diccionario Real Academia Española)
Romanos 2:14 y 15 "su conciencia dando testimonio, y sus pensamientos acusándolos unas veces y otras defendiéndolos"
San juan 8:9 "Oyendo, pues, ellos, redargüidos de la conciencia, salíanse uno á uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros: y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. "
Efesios 4:18.
  • Vivir lejos de Dios, es doloroso aunque tenga la apariencia de Libertad. Ellos fueron libres y sus hijos nacieron en esclavitud. Dios los libertó, y los preparó para vivir en una Verdadera y duradera libertad, a partir de ser limpios, sanos y teniendo "luz en sus conciencias"
"Vive lejos de la Palabra y vivirás en tinieblas y esclavitud."

"Remueve la realidad del pecado en tu vida, y dejarás de lado la posibilidad del arrepentimiento. Niega la doctrina de la depravación humana y estarás eliminando por ti mismo la oportunidad de la salvación. Borra la noción de la culpa personal y eliminarás la necesidad por tu salvador. Quita la conciencia humana, y tu levantarás una generación sin moralidad, y sin la posibilidad de la redención" John Mac Arthur.

4.Dios te libertara, se hará cargo de ti pero te pondrá límites
 Lo hace para que sepas como conducirte, dentro de él. La biblia dice que "dentro de él, nos movemos, vivimos y somos (Hechos 17:28)Estamos dentro de Cristo.
Dios responderá a todo lo que le pidas pero eso no quiere decir que Él te deje como un bastardo, o huérfano o consentido.
Dios tiene leyes. El mundo tiene leyes puestas por Dios. La creación tiene leyes, y nosotros dentro de su reino, también tenemos leyes y principios. Ahora nosotros debemos esmerarnos en vivir con sus leyes y reglas no con las nuestras, no con las de la cultura de nuestra nación, no con las leyes del mundo que nos conviene para mantener en nuestras vidas lo que Dios no aprueba, en su reino.
Las leyes de mi nación dicen "no es pecado abortar", las leyes de la nación donde Dios me llevó, tal vez no aprueban el aborto. Pero yo no elijo la que me conviene Dios dice: ¡No matarás!, ¿entiendes?.
En mi país, el divorcio es aprobado, practicado y tiene leyes que lo facilitan; en la nación donde ahora estoy, no existe la ley de divorcio, pero yo no elegiré vivir con la ley que me favorezca mi deseo, yo elegiré la ley del reino, Dios dijo: "lo que Dios unió, no lo separe el hombre"

¿Por qué haré así?
  • Porque Dios me dio su Ley en mi desierto, Y su Ley es Luz. Su Luz me libertó de lo que me hacía esclava. No era mi nación ni la nación donde yo esté, es en mi mente, donde la libertad de su Palabra, que es Luz, ¡me hace Verdaderamente Libre!
Éxodo 31:18 "Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él, en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios"
La Ley había sido terminada y entregada a Moisés, para luz de un pueblo, que había vivido en tinieblas y esclavitud, por más de 400 años.
Y mientras esto estaba ocurriendo, algo tan fabuloso; el pueblo se corrompía. Éxodo 32:1 "Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón, y le dijeron: Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros. Porque a este Moisés no sabemos que le haya sucedido.
  • Y ni les importaba realmente que le pudiese haber sucedido a Moisés, ni les importaba lo que les había pedido antes de subir por ellos, al monte; ni muchos menos que había ido a hacer allí.
Así somos, ni nos importa que le sucede al que nos conduce, solo queremos que nos haga lo que necesitamos, sea él o sea quién sea. Son sustituibles.
Moisés fue sustituido por Aarón, rápidamente por ellos. Aarón era uno de ellos, se identificaba con ellos. Lo podían mandar "Levántate y haznos", a Moisés no. Moisés escuchaba y obedecía a Dios. Si les convenía porque Dios por medio de Moisés hacía grandes milagros, pero le estaba por poner límites con su voluntad.
  • Moisés fue sustituido por Aarón, y Dios por los dioses que se habían hecho. Claro, Aarón conocía esos dioses, como ellos. Esos dioses no le ponían límites, sino que podían desenfrenarse, haciendo todo lo que deseaba su carne.
Pero Dios le mostró que Dios no es sustituible, Dios no puede ser burlado, Dios no es manejable, Dios es Señor: El salva, Él liberta, Él sana, El perdona, Él restaura, pero Él es quien establece los límites dentro de su reino.

5. Yo o tú podemos pecar contra ti mismo, contra tú prójimo pero si pecamos contra Dios estamos perdidos.


Éxodo 32:33 " Y Jehová respondió a Moisés: Al que pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro 34- Ve, pues ahora, lleva a este pueblo a donde te he dicho: he aquí mi ángel ira delante de ti, pero en el día del castigo, yo castigaré en ellos su pecado.


  Pecar contra ti mismo: 1 Corintios 6:12
  Pecar contra tu prójimo: Mateo 18: 1-22 (15 y 18)
 Pecar contra Dios: Mateo 12:31 "Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres más la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada 32- a cualquiera que dijere alguna palabra contra el hijo del hombre, le será perdonado pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.
Lucas 12:8-10
Su pecado contra Dios, (así como si pecáramos contra Dios, hoy) no impidió que el plan trazado por Dios, continuará. El le dice a Moisés que concluyera aquello para lo cual él había sido llamado. Éxodo 32:34 solo que su Presencia no iría con ellos, sino que su ángel los acompañaría. Y castigó Dios a aquellos que habían hecho el becerro de oro.
  • Dios es muy amplio. El nos hace habitar en lugares espaciosos, pero todo lo que hagamos fuera de su voluntad, será juzgado sino es hoy será en el día que él lo establezca pero Dios no pasará nada por alto. El no nos hace la vista gorda.
  • Que recibamos bendiciones, y veamos bendiciones, aún respuestas, no significa que pecados cometidos contra él han sido pasado por alto; serán juzgados hoy o mañana, pero deberemos dar cuenta por ellos (1 Timoteo 5:24)
Romanos 2:5 "Mas por causa de tu terquedad y de tu corazón no arrepentido, estás acumulando ira para ti en el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios"

 "En el desierto al cual somos llevados para que su Ley que es Luz, quite toda tinieblas en nosotros, es el tiempo del Maná".

El tiempo del Maná es: Bendiciones. No hacemos nada y somos bendecidos, nos comportamos mal y somos bendecidos.
 En medio de ese desierto estaban los buenos y los malos, los justos y los impíos, los que creían y los incrédulos. Los que oían a Moisés y los que tenían a Aarón, los que honraban a Dios Jehová y los que honraban los dioses hechos por Aarón. Sin embargo, todos comían de la misma comida y bebían de la misma agua. Pero lo tremendo es que solo dos salieron de ese tiempo del Maná para entrar al tiempo de la posesión y la conquista de la su tierra prometida.
Mateo 5:45 b "El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos"

6. Su palabra crea los límites de su Presencia.



  •  Dios es bueno y nos hace habitar en grandes espacios, no estamos estrechos, no estamos ahorcados por él, esa es su Presencia,  por no olvidemos que estamos en Cristo y por amor nos puso límites para que no nos desenfrenemos.

Éxodo 33:4 "Cuando el pueblo oyó esta mala noticia, hicieron duelo, y ninguno de ellos se puso sus atavíos."
Ellos comprendieron que su pecado había sido muy grande, y a causa de esto, Dios los iba a destruir si su Presencia seguía con ellos. ¿Por qué?  ¿Qué significa esto? Pues, que Dios les había dado su Ley que era la Luz que ellos debían tener para habitar con su Presencia y en su Presencia, pero ellos amaron más las tinieblas que la Luz (San Juan  3:19)  y las tinieblas no prevalecen contra ella.
Su misma maldad los destruiría ante la Santidad, de Dios. Por eso Dios, por amor se apartaría para que toda su luz no los matase. ¡Qué tremendo, amados, esto es tremendo! Nunca has oído cuando le compartes el evangelio de la Luz a alguien que te diga: ¡Basta, basta porque no soporta todo esto! ¿Qué es lo que nos quiere decir esa persona? Que de repente es mucha luz, mucha verdad, y toda la tiniebla que hay en ella no la soporta. (hablo espiritualmente)
¿Qué hicieron entonces? Se quitaron todo aquello que pertenecía a las tinieblas, te imaginas que sus adornos representaban sus dioses, sus fetichismos, agorerismo, supercherías, magias, etc. Sus atavíos eran sus pactos, sus alianzas, sus hipocresías, carnalidades. Se despojaron de todo.
Éxodo 34: 5 y 6
5-Y el SEÑOR descendió en la nube y estuvo allí con él, mientras éste invocaba el nombre del SEÑOR. 6-Entonces pasó el SEÑOR por delante de él y proclamó: El SEÑOR, el SEÑOR, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y fidelidad"



  • Dios se reveló como " el Señor Dios, compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y fidelidad, y por esta causa Dios renovaría su pacto y los haría entrar en el, y vuelve a darles las tablas de la Ley, para que puedan vivir por ellas, dentro de su Presencia, que es Luz.
Éxodo 34: 29 " Y aconteció que cuando Moisés descendía del monte Sinaí con las dos tablas del testimonio en su mano, al descender del monte, Moisés no sabía que la piel de su rostro resplandecía por haber hablado con Dios. 30-Y al ver Aarón y todos los hijos de Israel a Moisés, he aquí, la piel de su rostro resplandecía; y tuvieron temor de acercarse a



  • El que habita en la Presencia de Dios, habita en Luz, y esa luz resplandece en medio de las tinieblas.
  • Cuando Moisés desciende, lo hace lleno de Luz.
  • El cielo está habitado por la Luz.
  • Jesús vino del cielo,  la Luz vino a este mundo, y la Luz era la vida de los hombres.
San Juan 1: 4 " En El estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. 5-Y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron"

  • Jesús, vino a traer la luz a la tierra. Ahora tenemos Luz, si permanece su Palabra en Nosotros.
  • Ahora estamos en su Presencia, porque  su Presencia es Luz. Pero a fin de que no perdamos su Presencia, tenemos límites.
  • Adán y Eva habitaron en luz, en el Jardín de Edén pero tenían un límite a fin de que no se salieran de la misma y la perdieran. El fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal era su límite.
  • Nuestro límites, tu límite es todo aquello que te lleva a las tinieblas y te aleja de la Luz.
  • En su Presencia todo es Luz, y no hay tropiezos en ella.
  • El que vive en tinieblas tropieza aún en pleno día.
 Jehová le dijo al pueblo, ahora enviare mi ángel con ustedes pero yo no iré, y Moisés se dio cuenta que tener las bendiciones de Dios no es lo mismo que tener su Presencia, que andar con su ángel (bendiciones) no es lo mismo que andar con su Presencia (su descanso) No es lo mismo tener a su Moisés (Jesús, el celestial) que tener a Aarón (el terrenal), no es lo mismo tener penumbras (un poquito de luz) que habitar la Luz de su Presencia.


Hermanos, podemos vivir en la Presencia de Dios, espaciosa, amplia, pero los límites de su Presencia son las mismas tinieblas. Su Palabra es Luz, y con ella podemos movernos en la Insondable Presencia del Dios Vivo, amemos su ley, incorporemos la Ley de Cristo en nuestros corazones, abandonemos las leyes de nuestras tierra, casa, parentela; dejemos las leyes de este mundo que son tinieblas y vivamos en Luz.

Dios te bendiga. Pastora Sara Olguín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!