lunes, 4 de mayo de 2015

EL ALMENDRO FLORECIDO


  " Le dije al almendro "Háblame de Dios" y el almendro florecío, Niko Kazantzakis"
Esta frase me dejó pensante cuando la leí y busqué a su autor, quien era griego, y un famoso escritor, que llegó al punto de, casi ser premio Nobel de Literatura; premio que perdió por un punto contra el escritor Albert Camus, Este autor según registra su biografía vivió en una búsqueda incesante de la Verdad, y la cual creo, que no  encontró; amigo de F. Nietzsche, en su juventud fue fuertemente influenciado por los conceptos ateos y del superhombre de Nietzche, aunque aún así fue conocida su intensa sed al extremo de encerrarse por seis meses en un monasterio. Fue autor de la tan revolucionaria novela que luego fue llevada a la pantalla: La última tentación de Cristo.
Entenderán entonces, cuánta fue mi sorpresa al descubrir quien era el autor de esta frase, la cual a mí me inspiró en la Fidelidad de mi Dios.

Le dije al almendro "Háblame de Dios", produjo dentro de mí, una emoción muy fuerte. Hablarle a aquello que primero fue creado por Dios. Toda la Creación dice la biblia cuenta la gloria de Dios.
Salmo 19: 1 "Los cielos proclaman la gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos."
Romanos 1:10 " Porque desde la creación del mundo, sus atributos invisibles, su eterno poder y divinidad, se han visto con toda claridad, siendo entendidos por medio de lo creado, de manera que no tienen excusa.
¿Pedirle a su creación que nos hable de su Creador y Dios? Como dicen éstos versículos de la biblia, ya de por sí lo hacen. No tenemos más que abrir los ojos del corazón y ver a Dios, en esa hermosura y perfección de la naturaleza; las flores, los árboles, las montañas, los ríos, el mar, los cielos, las estrellas, y todo lo creado.
 ¿Qué mensaje diferente pudiera darnos su creación? La creación no es como nosotros sus criaturas, que nos rebelamos a manifestar su Gloria y rendirnos a su Señorío.
¿Qué mensaje contrario pudiera decirle el Almendro, si hablara?
 Pero la hermosa frase, no dice que haya hablado pero sí florecido.
 ¡Oh que mensaje, sin palabras, sólo floreció! Respondió de la única manera que podía responder, haciendo aquello para lo cual fue creado: El almendro debe vigilar, velar, despertar el tiempo de inicio de primavera y lo hace con sus primeras flores, blanquecinas y rosáceas.
¿Qué significa que haya florecido, aunque el autor de esta frase tal vez buscando un mensaje de Dios, no lo hubiese interpretado?
¿Qué cosa diferente podía decir, o hacer, al escuchar la palabra Dios, sino florecer? 

Almendro en hebreo  se dice Shaked, y significa "el que despierta" "el que vigila" 
Cuando el pueblo de Dios, quería expresar que Dios era vigilante con su palabra, decía: Shaked. ¡El que despierta el cumplimiento de su Palabra, Jehová es!
El almendro anuncia con su flor no solo la entrada de la primavera sino habla de Dios, testifica de Él, que es quién "vigila su palabra a fin que no se tarde en cumplir"


Jeremías 1: 11 y 12 " Vino entonces a mí la palabra del SEÑOR, diciendo: ¿Qué ves tú, Jeremías? Y yo respondí: Veo una vara de almendro. Y me dijo el SEÑOR: Bien has visto, porque yo velo sobre mi palabra para cumplirla."


 No es la fuerza, ni la esperanza, ni la inteligencia del hombre que produce el cumplimiento de cada profecía del Padre de todas las cosas, al tiempo de su cumplimiento sino: Dios.

Dios habrá creado al almendro, y habrá dado orden sobre el: que en cada final de estación de invierno, se preparara con su flor para "apresurar la entrada a la primavera que viene".

Si alguien te pidiera que le hables de Dios, ¿qué harías tú? ¿Cómo le mostrarías a Dios, sin palabras?


¡El Hijo de Dios vino ha hablarle a los hombres de Dios,  mostrando la  Gloria del Padre!



Juan 1:14 "Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad."


Jesús fue "el almendro de Dios" el floreció entre los hombres, mostrándonos: la Gloria de Dios. Luego fue cortado en su juventud de la tierra de los vivientes, y al tercer día resucitó de entre los muertos, llevando mucho fruto para Dios.

Hebreos 1:1 "Habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, 2-en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.

"Jesús vino a anunciarnos el tiempo de la Gracia, el tiempo de la canción, el tiempo de la reconciliación de Dios con los Hombres, el Tiempo agradable de Dios" Jesús florecio, como el almendro dando inició a la gracia de Dios sobre los hombres, dice "lleno de gracia y de verdad" esa era su flor.

Si alguien estuviera buscando a Dios, como este autor Niko Kazantzakis, y te pidiera que le "Hablaras de Dios" ¿harías como el almendro,y solo mostrarías su voluntad en ti, como la flor del almendro?

Dios te bendiga, Pastora Sara Olguín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!