viernes, 5 de febrero de 2016

EL VINO QUE TRAE VERDADERO GOZO


Ester 1: 8 "Y se bebía conforme a la ley, no había obligación, porque el rey así había dado órdenes a todos los oficiales de su casa para que hicieran conforme a los deseos de cada persona."

 En el libro de Ester, se habla de la majestuosidad de este Rey, de su reino y de su generosidad. Cuando celebraba los acontecimientos reales, lo hacía de esta manera,
dice que nadie fuese obligado a beber y  bebiesen cuanto quisieran del VINO REAL, a fin de que el Rey y su pueblo tuvieran un mismo gozo,  en esas fiestas de la realeza, y que ese gozo viniera del Vino de su Rey.

Lucas 15:7 "Os digo que de la misma manera, habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento."
"Gozo del arrepentimiento" viene por la confesión del pecado. Sin confesión de pecado, sin reconocimiento de culpa, no hay  "gozo verdadero"

La Palabra de Dios nos dice aquí, que en el cielo hay una fiesta continua por cada pecador que se arrepiente. Ese arrepentimiento trae GOZO en el CIELO. Gozo de arrepentimiento es el gozo verdadero, y eterno.
Este gozo solo se produce, y se bebe, no por cuanto bebas del vino real, sino por la convicción y confesión de pecados en tu vida. Cuanto más confesión de pecado y reconocimiento de culpa más gozo tendrás.
Hay personas sin gozo real, son aquellas que no se arrepienten de nada, no piden perdón, no se sienten culpables, y no perdonan así como no pueden ser perdonados.


Nehemías 8: 9
"Como todo el pueblo lloraba al escuchar las palabras de la ley, el gobernador Nehemías, el sacerdote y escriba Esdras, y los levitas que explicaban al pueblo el sentido de la ley, dijeron:
«Este día está consagrado al Señor, nuestro Dios. No hay razón para que lloren y se pongan tristes.»
10- También dijeron:
«Vayan y coman bien, y tomen un buen vino, pero compartan todo con los que nada tienen. Éste día está consagrado a nuestro Señor, así que no estén tristes. El gozo del Señor es nuestra fuerza.»
El gozo del Señor es nuestra Fuerza, aleluya!! 
El pueblo de Dios, que lo había abandonado, ante la Palabra de Dios, fue redargüido y confesaron su pecado, con arrepentimiento, y el Gozo brotó de sus corazones.
Hay un gozo artificial que podemos procurarnos para pasarlo bien, en un día de fiesta. Ese gozo es falso, efímero y quita la fuerza,  al punto de no ser dueños de nuestros actos, cayendo en dolorosas y tantas veces irreparables consecuencias. Pero el gozo del Señor proviene de su verdadero vino; del vino real que es su sangre vertida por ti y por mí en la Cruz de nuestra redención¡ Gloria a Dios eternamente!
Pero hoy puedes tú ser la causa de una nueva fiesta en el cielo, si por la convicción del Espíritu Santo en tu vida, confiesas tu pecado y con arrepentimiento recibes el perdón de Dios, a través de esa sangre derramada como vino real, en la Cruz, por ti, redimiendote de toda culpa, y dándote el Gozo del Perdón, Gozo Verdadero y Eterno.
De ese Gozo puedes beber sin obligación y cuanto tú quieras.
Dios te bendiga!
Pastora Sara Olguin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta tu comentario! Dios te Bendiga amigo/a!!